Running, abdominales y core

¿Por qué es importante trabajar el core?

Porque el esfuerzo que realices en carrera lo aprovecharás mejor y consumirás menos energía. Además, un buen trabajo de core beneficia la corrección de la postura, es decir, ayuda a la estabilización de la columna y correrás más estable.

El centro de gravedad al correr se encuentra en el core, que es el grupo de músculos que forman la parte abdominal por delante, los glúteos y los lumbares por detrás, el diafragma por arriba y, por abajo, el suelo pélvico y los músculos que rodean la cadera. Entre todos estos músculos distribuirás el esfuerzo físico y, por tanto, lograrás mayor eficiencia, aprovecharás mejor tus fuerzas y podrás aumentar la resistencia.

¿Cómo se trabaja el core?

Para poder aprovechar los beneficios que hemos comentado tendrás que centrarte en ejercicios de fortalecimiento de esta zona y recuerda que ‘no solo de abdominales vive el hombre’. Son importantes y los tienes que realizar, pero combínalos con: abdominales, hipopresivos, oblicuos, sentadillas, planchas, planchas laterales y puentes.

Lo ideal es una rutina de 5 minutos. Sí, con solo cinco minutos dentro de vuestro entrenamiento dos o tres veces a la semana ya estaréis trabajando todo el conjunto de músculos que forman el core convenientemente. Si nunca has trabajado esta zona, una serie de 10 ejercicios de unos 15 segundos cada uno, alternándolos con un poco de descanso, es un dedicación adecuada. Si ya tienes un core trabajado, aumenta la duración de los ejercicios; 45 segundos ya es un esfuerzo muy alto. No realices un esfuerzo que no puedas hacer. Tu cuerpo marcará el ritmo.

¿En cuánto tiempo notarás los resultados?

Enseguida. Todo dependerá de tu frecuencia de entrenamiento. Solo con que lo realices dos veces a la semana, en un mes o mes y medio, tendrás más rango de movimiento, tus zancadas al correr serán más largas y tú te sentirás más cómodo al correr.

¡Ánimo! Y si quieres ver más vídeos sobre running, pásate por nuestra sección del Grupo de entrenamiento Redolat

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*