Cinco retos de la gimnasia española en 2017

RFEG-2017-presentacion

A finales de marzo, la Real Federación Española de Gimnasia presentó en el CAR de Madrid los equipos (rítmica, artística, trampolín, acrobática y aeróbica) con los que afrontará este nuevo ciclo olímpico. Estos son algunos de los retos que se plantean de cara a Tokio 2020.

Soñar

Fue una de las palabras más repetidas durante todo el acto. En Thiais, el equipo de gimnasia rítmica (Alba Polo, Ana Gayán, Mónica Alonso, Lía Rovira, Clara Esquerdo y Victoria Cuadrillero), rozó el podio en su final de ejercicio mixto y las chicas de gimnasia artística regresaron de Sttutgart (Alemania) con un bronce. Es tiempo de trabajar y de soñar, tal y como comentó Ana Baranova, seleccionadora nacional de gimnasia rítmica: “Acabamos de empezar la temporada y en la primera competición para este equipo consiguieron quedar cuartas en una de las finales. Podemos soñar otra vez, tenemos posibilidades, hay que tener ganas, soñar, seguir trabajando duro y no perder nunca la ilusión”.

Crecer

Algunos de los equipos, como el de rítmica, son completamente nuevos, mientras que otros, como el de artística femenina, combinan la experiencia de los veteranos con la ilusión de los recién llegados. Como comentó Lucía Guisado, seleccionadora de artística femenina, una de las claves para alcanzar el éxito será la unión entre gimnastas que ya participaron en el anterior ciclo olímpico con las que se han incorporado: “Hemos empezado con muy buen pie, queremos que el equipo se fortalezca, que se fortalezcan los ejercicios y las gimnastas mentalmente”. También esta combinación será fundamental en trampolín. Para su seleccionador Guillermo Villa, “la ilusión es que en este ciclo nuevo los jóvenes talentos y los veteranos puedan darnos muchas alegrías”.

Fallar

Nos hemos caído miles de veces. Hay que fallar mil veces, cambiar muchas cosas hasta llegar al ejercicio bonito que luego se ve”. Son palabras de Alejandra Quereda, capitana del equipo olímpico que logró la plata en Río. La constancia, el esfuerzo y sacrificio son el día a día de cualquier deportista. Hay que caerse y fallar para luego levantarse.

Adaptarse

El nuevo año también trae consigo cambios en algunas competiciones. Es el caso, por ejemplo, de la gimnasia aeróbica, disciplina que por el momento no es olímpica. Vicente LLi y Sara Moreno, están, tal y como comentaron, readaptándose al nuevo código. “Nos vamos a tomar este año para disfrutar y conseguir nuevos retos. Este año tenemos en junio los World Games y esperamos que vaya muy bien, vamos a intentar seguir cumpliendo sueños como hasta ahora”.

Trabajar conjuntamente

Uno de los retos que se plantea la Real Federación Española de Gimnasia es mantenerse todos unidos: “La foto con todos los equipos refleja no solo el esfuerzo, sino las ilusiones de nuestro proyecto, un proyecto de todos. El año 2016 fue especialmente intenso, pero al volver de Río pusimos en marcha la maquinaria, hay muchas caras nuevas, hay que tener tranquilidad y vamos a formar nuevas generaciones que necesitan su tiempo”, señaló Jesús Carballo, presidente de la RFEG.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*