Embarazadas y salud dental: ¿qué tratamientos puedo hacerme y cuándo?

Durante el embarazo es esencial cuidar de manera especial de la salud bucodental para evitar cualquier tipo de problema que pueda complicarse por el periodo de gestación. De la misma forma, hay que tener presente qué tipo de tratamientos dentales no debe realizarse una embarazada y, en el caso de que sí sea posible, el trimestre más recomendado para hacerlo.

De entre los tratamientos dentales contraindicados para las embarazadas destacan el blanqueamiento dental o las fluorizaciones, ya que el producto utilizado puede atravesar la barrera placentaria y ser absorbido por el feto. Al no existir evidencias científicas sobre si puede o no provocar efectos adversos en el desarrollo del feto, se recomienda esperar a dar a luz para realizar el blanqueamiento dental.

En cuanto al resto de tratamientos, se recomienda realizarlos o evitarlos en función del trimestre de gestación en el que se encuentre la embarazada:

Primer trimestre

En el primer trimestre de embarazo se puede realizar un control de placa bacteriana mediante tartrectomía o higiene dental, ya que se trata de tratamientos periodontales conservadores. Además, se recomienda consultar al dentista para que indique las instrucciones de higiene oral especiales para conocer qué cambios pueden producirse en la boca y cómo afrontarlos.

En el caso de que sea necesario hacer un tratamiento dental de emergencia, el odontólogo realizará una interconsulta con el ginecólogo para asegurar que no existe ningún tipo de contraindicación personal. La realización de radiografías intraorales, por su parte, está contraindicada en este periodo del embarazo.

Segundo trimestre

El segundo trimestre es el mejor momento para realizar un tratamiento dental, ya que es el periodo más estable de todo el embarazo. En el caso de que sea necesario realizar una radiografía dental por tratamiento de urgencia o dolor, es posible bajo el consentimiento del ginecólogo, quien podría autorizarla siempre y cuando se use protección extra con delantal y collarín plomado. Además, se recomienda seguir con las instrucciones de higiene oral y control de placa.

Tercer trimestre

Se debe evitar cualquier tratamiento durante las últimas semanas del embarazo, ya que podría provocarse un parto prematuro. El único tratamiento que sí se puede realizar es una higiene dental, siempre y cuando se evite la posición supina (totalmente estirada) por tiempo prolongado en el sillón dental. Por eso, lo mejor es colocarse con un cojín a la altura de la cadera para permanecer en posición semisentada. De esta forma se evitan posibles molestias, el riesgo de aspiración gástrica o el síndrome de hipotensión en decúbito supino que se produce por la compresión de la vena cava inferior por el útero.

En el caso de necesitar un tratamiento dental de emergencia, debe ser bajo consentimiento del ginecólogo.

Seguir las indicaciones y recomendaciones del especialista es esencial para garantizar la salud bucodental de la embarazada y la salud general del bebé.

Divina Pastora Seguros quiere darte motivos para sonreír.  Por eso  te ofrece el seguro dental, desde seis euros al mes, que incluye, entre otras, diagnóstico oral, servicio de urgencias dentales, radiografías, odontología preventiva, cirugía oral ambulatoria y Plan dental infantil para niños menores de 15 años.

Dra. Mireia Alcaraz – colegiada número 6164 COEC Odontóloga – ADE Clínica Dental

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*