El conjunto español de rítmica consigue la medalla de plata en los Juegos de Río

El conjunto español de gimnasia rítmica ha conseguido en la tarde de hoy la medalla de plata en la final de los Juegos Olímpicos de Río con una nota final de 35.766 tras la realización de sus dos ejercicios.El equipo, formado por Alejandra Quereda, Sandra Aguilar, Artemi Gavezou, Lourdes Mohedano y Elena López,consiguió en la clasificación de ayer la mejor nota y confirmó así las buenas sensaciones con las que el conjunto llegaba a Río.Con el difícil papel de romper el hielo en la final salieron las españolas al tapiz. Un ejercicio, el de cinco cintas, con el que consiguieron meterse en el bolsillo al público brasileño en la jornada del sábado y con el que hoy fueron las más aclamadas. La música brasileña, elegida con mimo para homenajear a los anfitriones, acompañó un ejercicio sin errores con el que las pupilas de Anna Baranova y Sara Bayón obtuvieron una nota de 17.800 mejorando el 17.783 de la clasificación. Lo peor estaba hecho y tocaba esperar a la participación de los siete conjuntos restantes.Rusia, el rival a batir, salió al tapiz del ‘Arena Olímpica do Río’ en tercera posición, mucho más imprecisas que en la jornada del sábado y con la caída de una de las cintas obtuvo una nota de 17.600 para colocarse por detrás de España. Otras de las favoritas, Bielorrusia, sufrió la tan temida humedad en sus cintas. Dos nudos a lo largo de su ejercicio no las permitió sumar más que 17.283. Bulgaria mejoró su ejercicio de cintas y sumó 17.700. Con estas notas, España terminó la primera rotación en la primera plaza.La segunda rotación comenzó con las españolas pisando de nuevo el tapiz. Un ejercicio mixto acompañado de una música de raíces muy españolas donde el conjunto nacional volvió a rozar la excelencia para concluir su cuarto ejercicio de estos Juegos sin fallos. Las juezas valoraron este montaje con una nota de 17.966, la misma que en la clasificación.Por detrás de las españolas salieron las Rusas, en un ejercicio en el que no fallaron y consiguieron una nota de 18.166 para colgarse la medalla de oro. Italia, rival directo de las españolas en esta lucha por las preseas, también realizó su ejercicio mixto sin fallos, consiguió una nota de 18.033 y se colocó inmediatamente detrás de España.Tras el paso por el tapiz de Ucrania (34.282) las españolas se aseguraron el bronce y Bulgaria, con el ejercicio que cerraba la final, empató con las españolas al sumar un total de 35.766. La nota de ejecución desempató y la plata finalmente fue para Alejandra Quereda, Sandra Aguilar, Artemi Gavezou, Lourdes Mohedano y Elena López.Anna Baranova, seleccionadora nacional, lo tenía claro al terminar la competición: “Es una medalla merecida”. “Por esta medalla esperamos años, son años de trabajo, años de ilusiones, años de sueños y por fin lo hemos conseguido. Estamos felices”, confesaba con la voz embargada por la emoción. Su mano derecha, Sara Bayón, que no pudo reprimir las lágrimas cuando sus chicas terminaron el segundo ejercicio, afirmaba que “esto es muy grande”. “Estas chicas han aguantado, estaban preparadas pero hay que aguantar, y han aguantado como unas jabatas. Han tenido una sangre fría, sabiendo algunas que íbamos primeras en el primer aparato cuando Anna y yo no teníamos ni idea, y esa sangre fría de salir a hacer el segundo ejercicio es espectacular. Ayer fue muy grande y hoy es un sueño hecho realidad. Lo merecían, estas chicas lo merecían. La medalla ha llegado en el momento justo”, aseguraba todavía con lágrimas en los ojos.La que no cabía en sí de satisfacción y felicidad era Alejandra Quereda, capitana del conjunto: “No podemos estar más felices ahora mismo. Creo que esto es un sueño hecho realidad, pero un sueño trabajado, merecido, nadie nos ha regalado nada. Todos lo que no nos ha matado nos ha hecho más fuertes. Ha sido un camino lleno de espinas, pero ahora mismo esto sabe a gloria”Y Jesús Carballo, presidente de la Federación, no podía mostrarse más satisfecho. “Estamos muy contentos y satisfechos. Estamos muy felices por haber subido al podio en algo que llevábamos mucho tiempo persiguiendo, nada menos que 20 años, y que la gimnasia rítmica sin duda se merece. Hemos sido los más regulares de los Juegos, haciendo los cuatro ejercicios sin ningún fallo y teniendo un nivel impresionante”. “Hemos soñado durante unos instantes con el oro, nos hemos visto con posibilidades de ganar y aunque al final no ha sido posible porque Rusia nos ha superado en nota nos vamos muy satisfechos con esta plata que todo el equipo se merece”. Carballo recordaba la espinita clavada desde Londres: “Partíamos de la cuarta posición que tuvimos en Londres y hemos ido competición tras competición demostrando el nivel español y ya era hora de que nos respetaran y nos valoraran nuestro nivel deportivo y así ha sido en Río”.El presidente de la Federación tenía claro que, además, esta medalla marca un camino a seguir: “Estos cuatro años han sido muy importantes porque la rítmica ha sido una modalidad clave dentro del deporte español, de la gimnasia y como deporte femenino ha sido líder en todas las competiciones y difusión de este deporte femenino. Esta medalla marca un camino para los próximos cuatro años y para toda la gente que viene por detrás, paso a paso y desde la base, para que este deporte siga creciendo en España y seamos un referente deportivo.Con esta medalla de plata, la primera en unos Juegos Olímpicos desde el oro de Atlanta’96, las pupilas de Anna y Sara culminan una temporada en la que desde que presentaron sus ejercicios, a finales de febrero en la Copa del Mundo de Espoo, todas sus competiciones se han saldado con medallas, a excepción de la Copa del mundo de Kazán.Todos los datos de la expedición española de gimnasia se puede encontrar en www.rio2016rfeg.es

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*