Diez curiosidades sobre el Efecto Pigmalión (y nuestro anuncio)

¿Has probado alguna vez a cambiar “Es imposible, no podrás hacerlo” a “Inténtalo, y si te caes, aquí estoy para levantarte?” Parece una tontería, pero, aunque no lo creas, nuestras palabras tienen más poder del que imaginas. Está demostrado que la forma en la que decimos las cosas puede influir en el rendimiento de una persona y eso es lo que hemos querido demostrar al mundo con nuestro nuevo spot, basado en “El Efecto Pigmalión”.¿Lo has visto ya? Desde su lanzamiento el pasado 14 de septiembre es posible que te lo hayas encontrado en la tele (Antena 3, Nova, la Sexta, Neox, Telecinco, FDF, TV3, TV8 y TVCan) o a través de las redes sociales. Hoy queremos que conozcas algo más de “El Efecto Pigmalión” y de este anuncio, a través de estas diez curiosidades:

  1. El efecto Pigmalión tiene una base psicológica: la autoprofecía cumplida (las profecías tienden a realizarse cuando existe un fuerte deseo que las impulsa). Fue un estudio de Robert Rosenthal, profesor de Harvard.

 

  1. En realidad, fue una pequeña farsa. Se realizó un test que pretendía predecir el potencial académico de un grupo de alumnos y sin tener en cuenta los resultados, dieron a los profesores nombres al azar de alumnos que podían ser brillantes, sin que los niños supieran nada. Un año después se demostró cómo estos niños que los profesores esperaban que mejorasen lo hicieron más que aquellos niños de los que no se esperaba nada.

 

  1. Antes que en la psicología, hay que buscarlo en la mitología griega. Pigmalión, rey de Chipre y sacerdote era también escultor. Tras buscar a una esposa cuya belleza se adecuara a su ideal de mujer perfecta, decidió que no se casaría y dedicó todos sus esfuerzos a la escultura. Su primera estatua fue la de una joven, Galatea, tan hermosa, que Pigmalión se enamoró de ella. La escultura, gracias a Afrodita, cobró vida después de un sueño de Pigmalión. A este suceso se le nombró Efecto Pigmalión porque superaba lo que esperaba de sí mismo. Al creer que la estatua estaba vida llegó a estarlo.

 

  1. El dramaturgo Bernard Shaw escribió en 1913 “Pigmalión” que, posteriormente, fue llevada al cine con el musical “My Fair Lady”, protagonizado por Audrey Hepburn. En la película, Henry Higgins, profesor de Fonética, transforma a una florista callejera en una refinada dama y acaba enamorándose de ella, su creación.

 

  1. ¿Has detectado nuestro logo en alguna imagen del spot? Queríamos que nuestra imagen de marca pasara desapercibida porque lo importante era la historia. Por eso, solo verás en el dorsal de un corredor y en una camiseta. Tuvieron que imprimirse en secreto porque todavía no se había dado a conocer nuestra nueva imagen de marca.

 

  1. La música ha sido compuesta expresamente para el spot buscando transmitir los valores de esfuerzo y superación. La melodía es obra de Antonio González Torija, alias Lucky. ¿Te gustaría tenerla? Entra en Twitter y mándanos un tuit a @divinapastora_ indicándonos cómo aplicas el efecto Pigmalión en tu vida y recibirás el enlace de descarga. Ah, no olvides usar el hashtag #NoTeDetengas. Aquí tienes la información.

 

  1. El piano que se escucha en el spot está interpretado por Armando Nieto, presidente de Divina Pastora Seguros.

 

  1. No, no te estás volviendo loco. Existen diferentes versiones del anuncio. En televisión habrás visto las piezas de 30” y 45”, mientras que en redes sociales, con el objetivo de entender mejor la historia, está disponible la versión de 1,20”, tanto en español como en inglés, ambas con subtítulos en español. También se ha doblado al catalán.

 

  1. En menos de una semana ha logrado unas cifras récord: un total de 428.567 reproducciones. En Youtube suma 170.742 entre las diferentes versiones del anuncio y en Facebook se han generado 257.825 visualizaciones. En Twitter se ha conseguido un alcance en menciones de 1.770.000, mientras que los retuits de nuestro propio contenido han tenido un alcance de 781.400 usuarios.

 

  1. Los gimnastas que aparecen en el anuncio pertenecen a la Real Federación Española de Gimnasia y las imágenes han sido grabadas en el Centro de Alto Rendimiento (CAR)

 Ya sabes, haz tuyo el efecto Pigmalión y cambia lo “imposible” por “lo posible” y el “Nunca lo intentes” por “No te detengas”. 

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*