#NoTeDetengas

¿Has probado alguna vez a cambiar “Es imposible, no podrás hacerlo” a “Inténtalo, y si te caes, aquí estoy para levantarte?” Parece una tontería, pero, aunque no lo creas, nuestras palabras tienen más poder del que imaginas. Está demostrado que la forma en la que decimos las cosas puede influir en el rendimiento de una persona y eso es lo que hemos querido demostrar al mundo con nuestro nuevo spot, basado en “El Efecto Pigmalión”. Diez curiosidades sobre el Efecto Pigmalión (y nuestro anuncio)

Leer más