5 claves para desconectar en vacaciones

viajar sin estrés

Cuando nos vamos de vacaciones lo hacemos para disfrutar del tiempo libre, descansar el cuerpo y la mente y desconectar de la rutina. Relajar nuestros músculos es fácil, pero ¿y la mente? Muchos no conseguimos desanclarnos de nuestra vida real y convertimos las vacaciones en, con suerte, una versión menos estresante de nuestro día a día. ¿Cómo podemos evitarlo? 

  • Organizar el trabajo: Cuando falten varios días o incluso algunas semanas para irnos de vacaciones, hay que comenzar a organizar bien el trabajo que no podremos hacer durante nuestra ausencia. Es esencial atar cabos sueltos y dejar todo planificado por adelantado para evitar llamadas molestas en mitad de nuestro retiro. Necesitaremos delegar y organizarnos con antelación para no llegar a las horas previas a nuestra marcha con estrés. La sensación de haber dejado todo sin organizar puede arruinarnos las vacaciones.
  • Apagar el móvil: Hoy en día llevamos toda nuestra vida en el móvil y por ello es uno de los accesorios que más nos conectan a la rutina. Si no es totalmente indispensable, no lo utilices. Desactiva los datos, déjalo en el hotel, revisa tu WhatsApp una o dos veces al día y desde luego, evita mirar el correo electrónico. Deja claro que estás de vacaciones (¿has probado a ponerte una respuesta automática en el mail?) y aprovecha para centrarte en ti y en los tuyos.
  • No estar pendiente del tiempo: Los horarios son sinónimo de orden y de obligaciones. Es el momento perfecto para librarse de ellos. Si sales a dar un paseo, no tienes por qué volver a ninguna hora concreta. Si duermes… no te pongas despertador. Cambia los ritmos y disfruta de la buena compañía. Son momentos para invertir en ti mismo y recuperar el tiempo perdido para las cosas que realmente importan.
  • Evitar pantallas: Si has conseguido alejar el móvil de tu bolsillo, es el momento de ir más allá. Evita las televisiones, los ordenadores, los iPad y los eBooks. Aléjate de la tecnología para variar y recupera el contacto con lo tradicional. Si quieres leer, que sea un libro (con hojas) y si necesitas informarte de lo que sucede en el mundo, lee el periódico (impreso).
  • Cambiar la rutina: Aprovecha para estimular tu mente disfrutando de actividades que nunca realizas y, en la medida de lo posible, evita largos trayectos en coche. Conoce nuevos lugares, practica deportes distintos y cambia tu forma de enfrentarte al día a día.

Dicen que se necesitan al menos 15 días para que el cerebro consiga cambiar el chip y reiniciarse, pero siguiendo estos sencillos trucos podemos ayudar a nuestra mente a liberarse del estrés acumulado. Suena bien, ¿no?

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*